Quiromasaje

El masaje es algo más que un simple gesto o conjunto de maniobras terapéuticas manuales. Es una forma excepcional de comunicarse sin palabras, y de transmitir a través de las manos, sensaciones agradables, placenteras, energía curativa y relajación.

Podemos decir de una manera práctica que, el Quiromasaje sirve como método de valoración a través de la palpación perceptiva y el tratamiento manual que se transmite a través de la presión mecánica de las manos a distintos órganos y tejidos del cuerpo humano. Cuenta el quiromasaje a su vez con efectos reguladores sobre el dolor, la sensación general de transmisión de energía, afecta a los estados de ánimo, el cansancio y en general y también sobre la psique.

Al quiromasaje, por los efectos comprobados que produce su aplicación en el ser humano, se lo considera un importante agente en la regulación de la energía vital, porque de manera positiva influye en el cansancio, en los estados de ánimo y en la psiquis.

El quiromasaje proporcionará a quien lo recibe un doble efecto, es decir, por un lado ayudará a alivianar el cansancio y por otro lado llenará de vigor al paciente, tras la realización de rutinas deportivas, ejercicios físicos de exigencia, o simplemente por acumulación de estrés o cansancio.

También es muy importante destacar el efecto preventivo que presenta el quiromasaje, ya que a través de la palpación que implica permite detectar aquellas zonas proclives a la contractura o a contraer algunas dolencias, como ser la tensión muscular. Por tanto, podríamos decir que el quiromasaje cumple todas las funciones terapeúticas: cuida previene, trata y sana.

El quiromasaje brindará cuidado y bienestar a cualquiera que lo reciba, independientemente que la persona padezca o no de alguna afección o molestia especial, de todas maneras, el quiromasaje es especialmente indicado para aquellas personas que padecen problemas de circulación, daño en algunos tejidos y dolores en una específica parte del cuerpo.

Efectos

Relajación (períodos de stress, nerviosismo, irritabilidad, etc.)
Analgesia (supresión de sensación dolorosa)
Sensación de bienestar
Aumenta la microcirculación (muy importante en caso de personas encamadas, para evitar ulceraciones)
Mejora de la elasticidad de la piel
Absorción de cremas y aceites por la piel.

Indicaciones

Lumbalgias
Mialgias
Esguinces
Contracturas musculares
Preparación muscular para el deporte
Estrés
Insomnio
Nerviosismo
Agotamiento físico y psíquico
Prevención de escaras y úlceras por presión
Celulitis
Sedentarismo
Alivio de la ansiedad
Disminución del dolor
Sensación de confianza y acompañamiento

Quiromasaje
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros con funcionalidades analíticas para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies Aceptar