¿Me pongo calor o frío?

¿Me pongo calor o frío?
31 mayo, 2019 Corpobel

 

¿Calor o frío? esa es la cuestión. Puede que sea la pregunta más frecuente que nos encontramos diariamente en nuestra consulta.

Cuando nos surge algún dolor siempre tenemos la duda de qué aplicarnos para aliviar ese dolor y hacerlo mas llevadero.

 

 

 

Hoy, resolveremos esta duda.

Siempre que un dolor sea en una zona muscular como la espalda, ya sea lumbares, dorsales o cervicales, es conveniente la aplicación de CALOR, debido a que ese calor va a relajar, quitar la rigidez y aliviar un poco la musculatura. No nos referimos a las cremas de efecto calor, las cuales no llegan a la musculatura y como bien dice su nombre, son efecto calor, pero no es calor. Nos referimos a calor seco, ya sea una manta eléctrica o algún tipo de bolsa de agua o saco de semillas.

Sin embargo cuando el dolor nos surge en alguna zona articular (hombros, codos, muñecas, caderas, rodillas o tobillos), hay que colocar FRÍO, ya que siempre suelen ser patologías inflamatorias, ya sean tendinosas, articulares o ligamentosas. Sobre todo se utilizan en fases agudas. Tambien cuando se producen roturas fibrilares y en golpes. Igual que dijimos antes, las cremas no crean ese beneficio, nos tendríamos que aplicar frío a través de hielo o otros elementos.

Y aquí aparece la segunda pregunta ¿Cuanto tiempo me lo dejo puesto?.

Solemos recomendar siempre entre 20 o 25 minutos. También es importante no solo ponernos calor si no combinarlo con estiramientos y ejercicios, para poder actuar en el dolor con mayor eficacia.

 

¿Me pongo calor o frío?
¿Te ha gustado?

Desde el año 2006 ofrecemos una diversa gama de Tratamientos Estéticos y Médicos adaptados a tus necesidades. Garantizamos profesionalidad, rigor y seriedad.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*