IMPORTANCIA DE UNA PIEL HIDRATADA

IMPORTANCIA DE UNA PIEL HIDRATADA
13 mayo, 2019 Corpobel

La piel es el órgano más grande de todo el cuerpo, y actúa como barrera protectora para protegerlo de agresiones externas como por ejemplo la contaminación, el clima, la calefacción, el aire acondicionado. Lo mismo sucede con el alcohol y el tabaco, que tienen un efecto similar a los anteriormente mencionados, y por supuesto el sol, ya que estos facilitan la evaporación del agua.

Es tanta su importancia y para mantenerla saludable es clave su cuidado diario y mantenerla hidratada.

La hidratación es fundamental ya que ayuda a que la piel se mantenga flexible y resistente, lo que permite una mejor protección de nuestro organismo hacía agresiones que puedan afectar su equilibrio natural.

La piel seca e incluso la piel muy seca es frágil y fácilmente irritable. Una  piel  deshidratada provoca sensaciones de inconfort como picores o tirantez, también muestra grietas y rugosidades en distintas zonas, con tendencia a escamarse. Además, el  primer paso hacia el envejecimiento de la piel es la deshidratación. También es importante destacar que La mala hidratación -o la falta de esta- tienen entre sus consecuencias más comunes, aparte de  la aparición de arrugas, la aparición de  manchas en la piel, celulitis y flacidez, las cuatro cosas que más odiamos que suceda a nuestro cuerpo.

Llevar una buena alimentación es clave para que nuestra piel luzca hidratada y saludable así como, beber dos litros de agua al día ya que el agua es un factor importantísimo. Debido a que el 90 % de la piel está compuesta por agua, es vital que se ingiera diariamente la cantidad recomendada o la que pida el cuerpo. Lo ideal es no solo hidratar la piel únicamente durante el verano. La piel debe estar hidratada todo el año. Utilizar una crema un mes no tiene prácticamente ninguna utilidad. Lo eficaz del tratamiento es que sea continuo y constante. Lo que sí se debe tener en cuenta es el tipo de piel, ya que si se tiene una piel seca sí que es importante que se acentúe la hidratación en las épocas del año donde más sufre, como son el invierno y el verano.

La hidratación de la piel es importante, pero lo es en todo el cuerpo. El error más común es pensar que la piel que más se debe cuidar es la del rostro, pero toda debe estar correctamente hidratada.

LAS CREMAS, GRANDES ALIADAS PARA UNA PIEL HIDRATADA.

Cremas de día y noche, la combinación perfecta para tu cutis.

Lo primero que debes tener en cuenta es que este tipo de productos no solo son necesarios para pieles secas, sino que todo tipo de cutis se deshidrata en mayor o menor medida, solo es necesario adecuar el tratamiento a cada caso. Las cremas hidratantes permitirán que los niveles de agua del cutis consigan el equilibrio perfecto devolviéndote ese toque saludable y hermoso a tu rostro.Comencemos por la crema de día. La función principal de esta debe ser la hidratación y es fundamental que lleve siempre factor de protección solar.

En el caso de las cremas de noche su función principal es la de reparar la piel de las agresiones que haya podido sufrir durante el día al mismo tiempo que la nutre y elimina la suciedad que tu leche limpiadora nos ha retirado.

Es de tener en cuenta a la hora de escoger tus cremas de cuidado diario  tu tipo de piel  y también tu edad. No olvides que con el paso de los años las necesidades de tu piel también cambiarán y por ello no necesitarás los mismos principios activos a los 20 que a los 40.Con la edad, las glándulas sebáceas -las que ayudan a mantener la piel- se vuelven menos activas y, por consiguiente pierden la capacidad de retener agua, lo que hace que la piel se reseque con más facilidad.

La crema ideal para tu cuerpo.

Es importante utilizar un buen hidratante corporal. No solo las pieles secas se deben hidratar, si se tiene una piel grasa también se debe tener cuidado con la hidratación. Lo ideal es que primero se realice un estudio de la piel para saber cuál es el tipo y poder así elegir el hidratante corporal que más se adecúe a las necesidades de cada uno. No todas las pieles son iguales.

Para una piel mixta o grasa  puedes comprobar a nivel corporal si a menudo tu piel presenta brillos. Si es así, el objetivo de la crema corporal tiene que ser regular la producción de sebo. En este sentido, las cremas fluidas son perfectas porque no dan sensación grasa.

Para una piel seca o sensible si tienes sensación de tirantez o zonas que se irritan con facilidad, las lociones en aceite por ejemplo de jojoba o coco te ayudarán a aliviarlo. Otros productos recomendados son aquellos que contienen aloe vera o manteca de karité, puesto que hidratan la epidermis en profundidad.

Por otro el mejor momento para aplicar una crema hidratante por todo el cuerpo es después de la ducha, ya que la piel está tibia y los poros están más abiertos, lo que hará que la crema penetre mejor y también es importante cada 15 dias realizar un peeling corporal para retirar células muertas de la piel y permitir que las  hidratantes penetren mejor .

Si realizas cada día estas acciones, podrás mantener este órgano tan importante hidratado. Recuerda que con una correcta hidratación preservaras las prioridades naturales de la piel y la mantendrás en pleno estado de salud, más brillante, lozana y joven durante mucho más tiempo.

 

IMPORTANCIA DE UNA PIEL HIDRATADA
¿Te ha gustado?

Desde el año 2006 ofrecemos una diversa gama de Tratamientos Estéticos y Médicos adaptados a tus necesidades. Garantizamos profesionalidad, rigor y seriedad.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*